Comida de Cuaresma: 5 recetas internacionales

565

La comida de Cuaresma se distingue por su enfoque en platillos sin carne, privilegiando el uso de ingredientes como pescado, mariscos y leguminosas o vegetales. Desde recetas típicas, hasta propuestas más aventuradas, en este blog te invitamos a descubrir una selección de 5 platillos internacionales que se adaptan perfecto a esta tradición.

¡Descubre recetas llenas de sabor y sácale jugo a la temporada! Estamos seguros de que agregarán un toque especial a tu comida de Cuaresma y, simplemente, las amarás.

Comida de Cuaresma, significado

Pescado crudo sobre tabla de cortar de madera, acompañado de ingredientes frescos como camarones,o semillas variadas, granos de pimienta, y una colorida mezcla de verduras cortadas, listos para la preparación de un platillo.

Durante este periodo algunas personas eligen hacer ciertos sacrificios, uno de los más comunes es la comida de Cuaresma, que implica seguir una dieta sin carne.  El origen de esta tradición se centra en el relato bíblico que describe la forma en la que Jesús pasó 40 días en el desierto, dedicado a la oración y el ayuno, fortaleciendo su espíritu.

En la tradición cristiana, este tiempo, que abarca desde el Miércoles de Ceniza hasta la Semana Santa, se dedica principalmente a la reflexión y preparación espiritual.

Explorando la comida de Cuaresma: platillos tradicionales de diversas culturas

La comida de Cuaresma no tiene por qué ser sinónimo de platillos poco apetitosos. ¿Sabías que en muchas partes del mundo se acostumbran algunas prácticas tanto de abstinencia de carne como de ayuno? Es por eso que emprendimos un viaje por el mundo, para traerte una deliciosa selección de 5 recetas que se ajustan perfecto a la temporada.

    1. Bacalao a la Vizcaina

El bacalao a la Vizcaína puede ser una comida de cuaresma perfecta. Originario de la región del País Vasco en España, este estofado salado es rico en sabores y contrastes.

El bacalao, previamente desalado, se cocina lentamente en abundante salsa de jitomate con pimientos. Para desalar el bacalao sumérgelo en agua fría y mete al refrigerador durante al menos 24 horas, durante ese periodo cambia el agua tres veces. Después escurre, sécalo con un paño limpio y estará listo para cocinar.

Prepara una salsa de jitomate y pimientos. Una vez que esté lista, agrega el bacalao y cocina a fuego lento hasta que el pescado esté tierno y desmenuzable. Puedes servir acompañado de arroz blanco, papas o pan crujiente.

    2. Fasolada 

La fasolada es una sopa popular griega, que puede enriquecer tu comida de Cuaresma. Este platillo se elabora a base de alubias blancas, una selección de verduras frescas y hierbas aromáticas, ofreciendo un resultado tan rico como satisfactorio. 

Para ablandar las alubias déjalas en remojo durante, al menos, 12 horas previas a su preparación. Cuando estén listas cuécelas a fuego lento junto con cebolla, zanahorias, apio y  jitomates finamente picados. Añade hierbas de olor, como tomillo y laurel, creando una sopa espesa absolutamente deliciosa.

Sírvela caliente, añade un toque de aceite de oliva y acompáñála con pan recién horneado para degustar una auténtica experiencia griega.

Fasolada, sopa griega de alubias, servida en un plato hondo, con verduras y hierbas. Al fondo, una botella de aceite de oliva, una cabeza de ajo y hojas verdas decorativas.

    3. Kuttu Ki Puri

El Kuttu Ki Puri es una interesante opción de comida de Cuaresma ¿habías escuchado sobre este platillo? Es un pan frito, tradicional de la India, elaborado con harina de trigo sarraceno. 

Comienza mezclando la harina con agua y sal en un tazón grande, amasa hasta obtener una consistencia suave y elástica. Divide la masa en pequeñas porciones, haz bolitas y aplánalas formando pequeños discos que vas a freír hasta que estén dorados por ambos lados. Sirve caliente, es ideal para acompañar con sopas o salsas. 

    4. Falafel con Tzatziki 

El Falafel con Tzatziki, originario de Medio Oriente,  es perfecto para tu comida de Cuaresma. Se ha ganado el corazón de muchos por su versatilidad, sabor, y por ser una excelente alternativa vegetariana. El falafel, hecho a base de garbanzos o habas, y el tzatziki, una salsa griega fresca, crean una combinación deliciosa y nutritiva.

Prepara el falafel dejando en remojo los garbanzos durante la noche anterior para ablandar, escúrre y pásalos por la procesadora hasta obtener una mezcla espesa, a la que incorporarás cebolla, ajo, cilantro, perejil, comino, sal y pimienta, poco a poco hasta lograr una consistencia manejable pero texturizada. Forma bolitas  con esta masa y fríelas en aceite caliente hasta que estén doradas y crujientes.

Para el tzatziki: mezcla yogur griego con pepino rallado y escurrido, ajo picado, aceite de oliva, vinagre, sal, pimienta y eneldo fresco picado, ajustando las cantidades al gusto. Deja refrigerar para intensificar los sabores. 

Sirve el falafel caliente acompañado del tzatziki frío, creando un contraste exquisito y fresco, perfecto para una comida de Cuaresma que busca combinar sabor, nutrición y respeto por la tradición.

Vista cenital de un plato de falafel crujiente sobre una cama de lechuga, acompañado de una porción de tzatziki, salsa cremosa a base de yogur. A un lado, limón eureka rebanado y pan pita. Los elementos están sobre una base de madera en color negro.

    5. Ceviche

Una opción súper práctica, ligera y saludable para integrar en tu menú de comida de Cuaresma, es el ceviche peruano; una fresca y deliciosa manera de disfrutar los sabores del mar.

Para elaborarlo necesitarás filetes de pescado blanco fresco, como corvina o tilapia, cortados en cubitos. Marínalos en jugo de limón con cebolla morada en julianas, cilantro picado, sal y trocitos ají picante al gusto.

Refrigera la preparación durante al menos 30 minutos para permitir que los sabores se integren perfectamente y la acidez del limón cueza el filete. Tradicionalmente se sirve acompañado de maíz choclo, pero puedes optar por tostadas o galletas saladas.

Plato de ceviche peruano servido en un bol blanco, con cubos de pescado blanco marinados en jugo de limón, adornado con rodajas de cebolla morada y ají picante troceado. Sobre mesa de madera.

Prepara y disfruta la comida de Cuaresma con estos prácticos consejos

Preparar y disfrutar la comida de Cuaresma es mucho menos complicado de lo que parece. Aquí tienes algunos consejos útiles:

  1. Planifica tus alimentos con anticipación: antes de la Cuaresma haz una lista de los platillos que te gustaría probar y asegúrate de tener todos los ingredientes necesarios a mano. Esto te ayudará a evitar el estrés de última hora y te permitirá disfrutar tu comida de Cuaresma con tranquilidad. 
  2. Experimenta con nuevas recetas: esta temporada es una excelente oportunidad para probar nuevos sabores y explorar diferentes tradiciones culinarias. No temas experimentar con recetas de diferentes países y culturas para ampliar tu repertorio.
  3. Aprovecha los ingredientes de temporada: es tiempo ideal para consumir vegetales de hoja verde y  mariscos. Aprovecha para incorporar ingredientes frescos y de calidad en tu comida de Cuaresma.
  4. Comparte tu comida de Cuaresma con familiares y amigos: en este tiempo de reflexión y comunidad, comparte la mesa con tus seres queridos y disfruta momentos especiales. Mujer joven sonriente mientras selecciona productos frescos y verduras en el supermercado. Lleva una tablet en la mano. A un lado se ven anaqueles llenos de vegetales y futas coloridas.

Llena de variedad tu comida de Cuaresma explorando diferentes tradiciones

Diversifica tu comida de Cuaresma explorando diferentes tradiciones culinarias que te transportarán a través de sabores y aromas por del mundo, sin  salir de tu cocina. 

Este período de reflexión ofrece la oportunidad perfecta para experimentar con platillos basados en vegetales, legumbres, pescados y mariscos que son pilares en muchas culturas.

Con estas prácticas recetas nutrirás tu cuerpo y abrirás tu mente a nuevas experiencias, permitiendo que la tradición de la comida de Cuaresma se convierta en un momento especial para expandir tus horizontes gastronómicos, mientras disfrutas platillos deliciosos y momentos significativos.

Mujer joven sonríe mientras sostiene un recetario de cocina en una mano y un limón eureka en la otra mano. Está de pie en una cocina rústica, rodeada de ingredientes frescos dispuestos sobre una mesa de madera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Like
Close
Ninja México 2024
Close